¿Cuánto estás dispuesta a cambiar?

    Cuando la vida te propone un borrón y cuenta nueva


    04/06/2018

    Los grandes cambios nunca son fáciles pero llegamos a momentos de nuestras vidas en los que se impone que cambiemos de piel. Nuestras verdades de siempre dejan de funcionarnos. Esto nuevo que no nos cierra puede empezar en la pareja, la vocación, la gente con la que nos rodeamos o algún hecho aleatorio. Algo se desestabiliza y, como una cadena de piezas de dominó, caen unas sobre otras.

    A veces elegimos amortiguar la caída, emprolijamos las cosas un poco, metemos algo abajo de la alfombra, el resto lo resolvemos más o menos bien y seguimos adelante.

    Pero cuando la incomodidad es mayor podemos darle lugar y ver qué forma nueva aparece. Y ahí sí el tsunami que nos cambiará la piel puede arrasar. Y eso no es necesariamente malo.

    Esa gran crisis puede ser la posibilidad de reinventarnos, de pegar un volantazo y volver a enfocarnos en lo que realmente queremos ser y hacer.

    “Tenemos que modificar nuestra identidad a medida que avanzamos en la vida” dice Ravenna Helson, profesora de psicología de la Universidad de California, Berkley.

    “Incluso hasta los 60 años las personas pueden resolver convertirse a algo más cercano a quienes quieren ser. Nunca es tarde para reinventarnos”.

    Por eso, la consigna de este mes es REINVENSIÓN. Te vamos a presentar historias, tips, recomendar libros y pelis que te alienten al cambio, a descubrir e ir detrás de tus verdaderas pasiones.

    ¿Y vos, hasta dónde te animas a cambiar?