Estos diseñadores prueban que la moda se aburrió de las reglas de género

    Terminemos con las etiquetas que solo sirven para encorsetar


    29/05/2018

    “Es aburridísimo hacer ropa dirigida a un grupo de personas definida por edad, raza o género”, dice Patric DiCaprio de la marca neoyorquina Vaquera. Y, por cierto, no es el único diseñador que lo siente así.

    La mayoría de los diseñadores más prominentes de New York y Los Ángeles están haciendo que la ropa típicamente dirigida a un género determinado quede cada vez más fuera de moda.

    Empleando a modelos de todos los géneros, edades, formas y tamaños en sus shows y campañas, estas cinco marcas independientes están redefiniendo los standards más obvios de la moda en Estados Unidos.

    La marca 69 no permite que ninguna variable humana restrinja sus diseños. Sus siluetas sobredimensionadas implican que su ropa no está hecha para ninguna edad o género haciendo que sus prendas se vuelvan universales.

    Además de sus diseños andróginos, la cabeza de los diseños de 69 elige permanecer en el anonimato permitiéndole crear una marca lo más libre de prejuicio posible.

    Para su debut emplearon a 50 personas reales para la presentación de sus prendas. La diversidad de estos no-modelos reafirmó la impronta de la marca afianzándola en las personas que nos cruzamos cotidianamente. Su ropa está pensada para hombres, mujeres y todo lo que haya en el medio.

    Eckhaus Latta está achicando el espacio de la ropa dirigida a un género específico a través de diseños convertibles y lazos muy fuertes con el movimiento de género fluido. “Siento que diseñamos a través de sentimientos” dice Mike Eckhaus. Y esta libertad nos permite crear diseños de manera orgánica y basadas en el instinto”.

    En el último NYFW, Eckuaus presentó diseños para hombres con siluetas estilizadas y mujeres vistiendo prendas sin forma con telas típicas de ropa de hombre. La naturaleza autónoma de la marca le permite adaptar sus prendas a una gran libertad estética.

    Para su presentación más reciente, Vaquera, no sólo reemplazó a los modelos tradicionales por amigos de todo tipo sino que además la llevó a cabo en una de las estaciones de subte de Manhattan más concurridas. De esta forma su director, Patrick DiCaprio realizó una declaración provocadora “Estoy harto de que el mundo de la moda invite siempre a la misma gente, a las mismas revistas, a los mismos espacios, a las mismas pasarelas con modelos serias”. Y agregó, “realmente no necesito ver eso de nuevo ni que otra gente lo vea de nuevo. Lo que me interesa es gente normal mirando mi ropa y descubriendo lo que estoy haciendo porque Vaquera está especialmente inspirada en la gente de todos los días”.